CATEGORÍAS

Consejos para tener un corazón saludable. Educación alimentaria para la prevención de enfermedades cardiovasculares

Nuevo producto

$ 13,500

Autores: Manzur Jattin Fernando.

El organismo humano, para su funcionamiento, precisa de una alimentación correcta, es decir, completa y equilibrada. Sin embargo, no todos los alimentos son igualmente saludables y especialmente el abuso en el consumo de determinadas sustancias.

Más detalles

Disponible

INTRODUCCIÓN

La cardiología avanza a pasos acelerados y empieza a nutrirse de áreas como la genética, y está incorporando más desarrollos tecnológicos para realizar procedimientos diagnósticos y terapéuticos cada vez menos invasivos. Sin embargo, todavía existe un estigma en el mundo de la cardiología en el cual se ha fracasado no por desconocimiento sino debido al enfoque que se le da; este aspecto es la prevención de las enfermedades cardiovasculares. La sociedad moderna logra prolongar la vida, pero la mayoría de la población sigue muriendo por problemas cardíacos. Se ha avanzado pero falta algo al mismo tiempo. ¿Por qué no se logra reducir la mortalidad cardiovascular, pese a las campañas realizadas en los últimos años? ¿Por qué nos sentimos frustrados los cardiólogos? Es difícil la respuesta. La prevención no logra alcanzar la eficacia esperada y eso es responsabilidad de todos los que trabajamos en salud, pero también de los pacientes. Sólo nos queda apremiarnos de la premisa postulada por el doctor Antonio Bayés de Luna, catedrático de Cardiología la cual dice: “Hemos de cambiar el modelo de prevención y hemos de empezar a prevenir desde antes de nacer. Se hace necesario modificar la manera de abordar este problema, enfocándose en una parte de la población a la que frecuentemente no tomamos en cuenta”. “El primer objetivo son los niños, porque la etapa más receptiva, en la que se fijan los estilos de vida, va de los cinco a los diez años. Ésa es la fase en la que se puede tener mayor impacto”. (Valentín Fuster, director del Instituto de Cardiología del hospital Mount Sinai de Nueva York (EE UU) y presidente de la Federación Mundial de Corazón). Son muchos los artículos publicados sobre el aumento alarmante de la obesidad, la persistencia del tabaquismo, la vida cada vez más sedentaria y cómo estos factores influyen directamente en la dinámica del corazón. Todos estos problemas son causados en cierta medida por la sociedad industrializada y sumida en el consumismo que actualmente vivimos, por lo cual podemos afirmar basándonos en lo anterior que “la vida moderna es un enemigo del corazón”. Pero el reto de la cardiología no está sólo en la prevención. También en la investigación. Como presidente de la Sociedad Colombiana de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, nos proponemos reclutar a profesionales jóvenes con aptitudes para investigar. Colombia tiene un gran potencial en este campo, pero no ha habido oportunidades. Y sin investigación, disminuye la calidad de la atención médica para lograr la sensibilización que nos facilite la divulgación de normas para evitar que nos enfermemos de las afecciones cardiovasculares. ¿En qué punto se encuentran las enfermedades cardíacas en el siglo XXI? Son y seguirán siendo la causa más común de muerte. En Colombia el porcentaje de mortalidad por las enfermedades cardiovasculares es del 27%, la gente vive más ahora, y muere de enfermedad cardíaca más tarde. Eso significa que todavía hay mucho que hacer, porque los estilos de vida siguen siendo un problema. La obesidad está descontrolada y produce hipertensión, diabetes, enfermedades cardíacas. Deberíamos mejorar los estilos de vida y hacerlo con los niños, porque los niños obesos se convierten en adultos obesos. Y los obesos adultos mueren de enfermedades cardiovasculares. Estamos fallando tanto en prevención como en el seguimiento del tratamiento. Los médicos no transmitimos confianza a los pacientes. Tanto es así que si no hiciéramos más investigación y aplicáramos bien lo que sabemos hasta ahora, podríamos obtener más beneficio todavía. Sólo uno de cada ocho pacientes está bien tratado y controlado. Esto significa que tenemos que cambiar el modo de actuar, en prevención y cumplimiento terapéutico. El paciente tiene que confiar en su médico para seguir sus pautas, y eso se consigue con un trato más humano, de persona a persona. El médico tiene que acercarse a él y cogerle la mano. Sólo así, la respuesta del paciente es positiva. Educar a los pacientes es difícil, pero es como un semáforo en rojo, hay que detenerse aunque no venga nadie. Fernando Manzur Jattin, MD. Cardiólogo Presidente Sociedad Colombiana de Cardiología y Cirugía Cardiovascular Autor de esta publicación

ISBN 9789589811108
Autor Manzur Jattin Fernando
Año 2007
Edición 1
Páginas 134
Editorial Distribuna
Alto (cm) 22
Ancho (cm) 15
Peso (gr) 500

Escribe tu opinión

Ecocardiografía en Enfermedades Cardiacas Congénitas

Ecocardiografía en Enfermedades Cardiacas Congénitas

El enfoque por tomografía de anomalías congénitas es la modalidad de imagenología de la década del ochenta y es aplicable para imagenología por ecocardiografía, tomografía computarizada y resonancia magnética.

Contenido:

• Introducción

• Las comidas colombianas

• Los aceites en nuestra alimentación

• El alcohol: su importancia en la dieta cardiosaludable

• Cocina para un corazón sano

• Cómo adaptar recetas cardiosaludables

• Nuestra diversidad de frutas y su valor cardiosaludable

• Desayunos

• Comer fuera de casa

• Comidas rápidas

• Recetas

• Menús para ocasiones especiales

• Glosario del corazón.

Productos relacionados

Categorías

Producto agregado satisfactoriamente para comparar!