CATEGORÍAS

Nuevo

Charlas de Hospital

Charlas de Hospital

Nuevo producto

COP $ 42,000

Autores: Adrián Baranchuk

En Charlas de hospital se condensan casi treinta años de vida de alguien que todavía está recorriendo un largo camino como médico y como ser humano. De personalidad vigorosa, Adrián Baranchuk moldea, marca rumbos e imprime actitudes con su presencia y enseñanzas. Pertenece a una generación que no se resignó solo a la fría práctica profesional, sino que se proyecta de manera generosa en la vida y en los sentimientos de los demás para cuidar, sanar y compartir las angustias y el dolor del otro.

Más detalles

Disponible

Prefacio

En Charlas de hospital se condensan casi treinta años de vida de alguien que todavía está recorriendo un largo camino como médico y como ser humano. De personalidad vigorosa, Adrián Baranchuk moldea, marca rumbos e imprime actitudes con su presencia y enseñanzas. Pertenece a una generación que no se resignó solo a la fría práctica profesional, sino que se proyecta de manera generosa en la vida y en los sentimientos de los demás para cuidar, sanar y compartir las angustias y el dolor del otro. Cursó sus estudios secundarios con uno de mis hijos. Ya entonces me impresionó tanto su inteligencia y vivacidad, así como su afán permanente de atesorar conocimientos.

Los recuerdos de Adrián de un hospital se remontan a la infancia, cuando acompañaba a su padre, médico destacado que, a la sazón, era director de la Maternidad Sardá, el hospital más importante de la especialidad en la ciudad de Buenos Aires. Allí, aprendió a jugar al ajedrez y fue testigo presencial y admirador de la abnegación, vitalidad, amor por la profesión y comportamiento ético de su padre. Como resultado de dicha admiración, ingresa a la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires con el deseo y con la convicción de seguir los pasos de su progenitor. El humanismo, el acerbo cultural y la afición estética de Adrián fueron recibidos por influencia de su madre, cultora de la belleza del espíritu y de todo aquello tocado por la virtud.

El fuerte perfil de su personalidad, su estructura moral, sus logros académicos y su laudable vocación médica y docente le han hecho acreedor del respeto de sus pacientes, de sus pares y de la comunidad científica internacional.

Aun cuando el Dr. Baranchuk zumbonamente dice que “el idealismo poético le es esquivo”, el lector comprobará que esto no es cierto. Escribe… y escribe muy bien, denotando una exquisita sensibilidad y un enorme bagaje cultural y conocimiento musical. En su particular estructura literaria, Charlas de hospital abarca, más allá de la mera medicina y la cardiología, un mosaico de alusiones a la condición humana en donde sus personajes, o el mismo autor, se muestran con llaneza y espontaneidad natural desde diferentes perspectivas. Para la mentalidad pragmática del médico, el poder manejar el sentido ético de la vida y de la profesión hace de Charlas de hospital un aporte significativo para quienes comienzan a recorrer el nada fácil camino de la profesión. Todos estos ingredientes hacen que este libro resulte cautivador desde la primera página y su ritmo vertiginoso nos impide abandonar su lectura hasta el final, en donde Adrián hace gala de sus dotes de escritor, poeta y músico.

La imaginación de Adrián es humorística y, al mismo tiempo, enciclopédica y eticista. Como una metáfora, cada situación que describe es lo que dice y también lo que alude, cuya interpretación está a cargo del lector. Su prosa florida y fresca, con una arquitectura narrativa y un estilo muy personal, está impregnada del folklorismo de nuestra lengua y de “lo argentino” (y más aún “porteño”),y como tal, es difícilmente traducible a otra lengua.

Con gran maestría, los diálogos y las reflexiones de las anécdotas tienen la virtud de reafirmar los valores morales, la ética y el humanismo que deben regir nuestra profesión para denunciar injusticias, discriminación o corrupción. Particularmente, es rescatable el tratamiento que el autor realiza en relación con las distintas formas de la discriminación que afectan o sufren los médicos por parte de los pacientes, los familiares de los pacientes o los mismos colegas.

En sus capítulos, el libro deja traslucir nuestra sufriente y dolorosa realidad en lo que respecta a la relación médico-paciente y a la no menos importante relación con sus familiares. Receptivo, persuasivo, pedagógico y consolador, Adrián muestra cómo atemperar estas falencias en el particular espacio de la terapia intensiva, en los complejos procedimientos invasivos y en la asistencia cotidiana.

El último capítulo es una vibrante descripción del amor paternal. El Dr. Baranchuk analiza y reflexiona sobre su tarea diaria en el laboratorio con sus pacientes, pero ahora se trata de decidir el tratamiento para su hija Gala, que va a ser sometida a una ablación por radiofrecuencia de una vía accesoria. Aun cuando el procedimiento presenta muy bajo riesgo de complicaciones, relata los momentos de angustia, de dolor y de miedo vividos para tomar la decisión: la posibilidad de muerte por la presencia de una vía accesoria no tratada o relacionada con una complicación. Conocedor, como el mejor, del manejo de esta patología, debe decidir qué hacer con Gala y comenta que “saber mucho puede ayudar, pero también conlleva el inconveniente de saber demasiado”, y es precisamente su gran experiencia lo que genera su aflicción y duda dolorosa. Finalmente, todo sale bien y comparte su alegría con Bárbara, su “mujer de fierro”, y Gala.

A pesar de la existencia avasalladora de otros medios de comunicación, el libro médico sigue siendo sinónimo de estudio, producto de reflexión y cuidadosa elaboración, y Charlas de hospital reúne estos requisitos. Estudiantes jóvenes, residentes, médicos y hasta el más encumbrado profesor podrán disfrutar de las vivencias profundamente humanas que enmarcan nuestra profesión, que Adrián Baranchuk transmite con estilo personal, simbólico e íntimo.

Marcelo Elizari

ISBN9788588813912
AutorAdrián Baranchuk
Año2019
Edición1
Páginas128
EditorialDistribuna
Alto (cm)15
Ancho (cm)22
Peso (gramos)200

Tabla de Contenido

En Charlas de hospital se condensan casi treinta años de vida de alguien que todavía está recorriendo un largo camino como médico y como ser humano. De personalidad vigorosa, Adrián Baranchuk moldea, marca rumbos e imprime actitudes con su presencia y enseñanzas. Pertenece a una generación que no se resignó solo a la fría práctica profesional, sino que se proyecta de manera generosa en la vida y en los sentimientos de los demás para cuidar, sanar y compartir las angustias y el dolor del otro.

Con gran maestría, los diálogos y las reflexiones de las anécdotas tienen la virtud de reafirmar los valores morales, la ética y el humanismo que debe regir nuestra profesión para denunciar injusticias, discriminación o corrupción. Particularmente, es rescatable el tratamiento que el autor realiza en relación con las distintas formas de la discriminación que afectan o sufren los médicos por parte de los pacientes, los familiares de los pacientes o los mismos colegas.
Dr. Marcelo Elizari

Otro de sus grandes amores, y en realidad el motivo de que escriba estas Charlas de hospital, es su profesión: la medicina y su especialidad de cardiología. El libro está impregnado de experiencias vitales, sobre todo de sus primeros años como estudiante y residente, que nos demuestran cuán apasionado es Adrián con su profesión y cómo “disfruta” con esta.
Dr. Antoni Bayés de Luna

Adriancito, como lo llaman con cariño sus superiores, o Adrián, como lo llaman sus compañeros de trabajo, con respeto y amistad. No es menor el amor que trasciende cuando se refiere a su familia, a sus padres o sus amigos. En sus textos encontramos escenas de sano humor y otras de dolor, despedida y adiós.
Dr. Norberto Baranchuk

Productos relacionados

Categorías

Producto agregado satisfactoriamente para comparar!