CATEGORÍAS

Ebook Soporte vital básico y avanzado. Análisis crítico de las nuevas guías 2005

$ 40,500

Autores: Matiz Camacho Hernando, Gómez Hernando, Gómez Alonso.

El presente libro no solo es la recopilación actualizada de una serie de conocimientos que buscan preparar al lector, para reanimar exitosamente a un individuo. En efecto, es el resumen de una larga experiencia que, expresada a través de 3 generaciones.

Más detalles

Disponible

PRÓLOGO

El presente libro no solo es la recopilación actualizada de una serie de conocimientos que buscan preparar al lector, para reanimar exitosamente a un individuo. En efecto, es el resumen de una larga experiencia que, expresada a través de 3 generaciones, concluye con una identificación de criterios y de propósitos y que se ofrecen al lector como un proceso unificado, en concordancia con las recientes recomendaciones de la AHA-2005, pero que incluye nuestra independencia de pensamiento y que se refleja a lo largo del libro. Situémonos en el siglo pasado, a finales de la década de los 70’s. El avión de Avianca procedente de Bogotá había aterrizado en el aeropuerto de Cúcuta hacía algunos minutos. Doña Miriam de Matiz, la esposa del profesor Hernando Matiz, aguardaba pacientemente, al pie de la cinta rodante, la salida de sus maletas. Cuando empezaron a llegar y mientras hacía sus mejores esfuerzos para sacarlas de la cinta, escuchó un, no disimulado comentario, de una de las elegantes damas que hacían parte de la comitiva de recepción: “ Mira, que se creerá la señora de Matiz trayendo esa cantidad de maletas, solo para un fin de semana!”. Cuál sería la sorpresa de las damas en mención, cuando apareció el médico cabeza de la recepción, buscó afanosamente al profesor Matiz, quien apenas aparecía en el escenario y después de saludarlo respetuosamente le preguntó si habían llegado todas las maletas, incluyendo las que traían los maniquies para el curso de reanimación. Sonrió socarronamente madame Matiz y aceptó el recibimiento de las apenadas damas. Salieron todos del aeropuerto, abordaron los carros de la comitiva y salieron, con maletas y todo, rumbo al hotel. A la sazón, yo era un médico en formación. A comienzos del segundo lustro de la década, después de haber estudiado “Reanimación Medicale”, nombre que le daban los franceses al cuidado intensivo, logré ingresar a la UCI del Hospital San Juan de Dios de Bogotá y detentar el flamante título de “Médico de la mañana”. Allí me reencontré con el profesor Matiz quien era el jefe de Cardiología y a quien yo había conocido a propósito de mis rotaciones de internado. Por motivos que no es del caso relatar, pero que tuvieron que ver con la utilización de vasodilatadores en la falla cardíaca, tuve el honor de recibir la invitación del profesor, para colaborarle en los cursos de reanimación cardiopulmonar que él impartía a lo largo y ancho del país, mientras él era profesor de la Universidad Nacional de Colombia, haciendo parte de los “Tulane boys”, un grupo de adelantados que estudió en USA y regresó a la Universidad para devolver sus conocimientos adquiridos. Y así, comencé con mi primera tarea: Cargar las maletas con las muñecas del Dr. Matiz! (8 en total que él había conseguido en rebaja en los congresos a donde asistía. Entenderá el lector mi agrado y descanso cuando salían a recibir al profesor en alguna de las ciudades a donde llegábamos: siempre tenían a alguien para cargar las maletas. Y…Cúcuta, no fue la excepción. Llegó alguien, recogió las maletas, la introdujo en el carro y parte sin novedad. No tuve que llevar en el taxi las muñecas del Dr. Matiz. Y digo taxi, porque para la época, la recepción era para el Dr. Matiz y solamente había espacio para él y su señora en los carros de la comitiva. Yo tenía que arreglármelas al principio para llegar al hotel, una media hora después. Sin embargo, esto nunca me amilanó, seguía siendo, con mucho orgullo, parte del curso de reanimación. En la medida en que pasaba el tiempo y el profesor veía “mi dedicación con las muñecas”, me daba más responsabilidades. Después de un período en el que pude cargarlas exitosamente, se me permitió abrirlas y colocarlas en las mesas dispuestas para el curso, luego me dejaron ser monitor en las prácticas y finalmente, aumentó grandemente mi autoestima, cuando el profesor me delegó la función de dictar una de las charlas del curso. Así, amigo lector, comenzó una relación que supera ya las 3 décadas y que ha sabido resistir los embates del tiempo y la distancia, y que ha sido para mí fuente enriquecedora de conocimiento. Durante un largo tiempo nos perdimos de vista con el profesor Matiz. El continuó con sus labores en la Facultad de Medicina del Bosque, pasó por todos los cargos administrativos de la Facultad y la Universidad, habiendo sido rector en dos períodos consecutivos y ocupa hoy por quinta vez el cargo de Decano de la facultad. Es de señalar que, durante este proceso, nunca olvidó sus cursos de reanimación y nunca dejó su labor docente en la facultad en donde creó el Laboratorio de Simulación Clínica, centro piloto del cual ha salido asesoría para muchas de las facultades de medicina. El reconocimiento logrado por estos cursos, perfeccionados cada vez más, llevó a que la Asociación Americana del Corazón (AHA en inglés) reconociera el centro de la Universidad del Bosque como centro piloto para Colombia y Suramérica. Inquieto el profesor Matiz con los nuevos movimientos de docencia y de práctica de la medicina, está ahora liderando un nuevo proyecto de Telemedicina que difiere un poco de lo existente en Colombia, puesto que intenta ofrecer métodos de diágnóstico y práctica a través de electrocardiografía, pruebas de función respiratoria y monitoría 24 horas de la presión arterial, mediante transmisión transtelefónica, en un intento de ofrecernos ahora una medicina con equidad y con calidad que logre, entre otras cosas prevenir, el paro cardíaco y la necesidad de emprender la reanimación cardiopulmonar, centro de este libro. Por mi parte, continué en el propósito de ampliar mi aprendizaje. En la UCI del Hospital San Juan de Dios comencé a consolidar mis conocimientos y ello llevó a que fuera elegido, por concurso, como instructor asistente del departamento de Medicina Interna de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional comenzando así la carrera docente que culminó hace algunos años con mi retiro pensionado del cargo de Profesor Asociado. No satisfecho con los estudios de “Reanimacion Medicale”, ingresé al programa de Anestesiología de la Universidad Nacional de Colombia, bajo la dirección del Profesor Fernando Flórez quien era en la época uno de los “gurús” de la reanimación, dado que se entrenó en Suecia y fue quien nos trajo el primer maniquí de reanimación y el primer “ambú” a nuestro país. Es necesario reconocer que la labor del Profesor Flórez sirvió de motor y de émulo para que, en adelante, la Sociedad de Anestesiología continuara hacia el futuro, la difusión de las prácticas de la reanimación cardiopulmonar. Este entrenamiento en anestesiología fortaleció mucho mi formación y complementó los estudios de CI y la práctica de la docencia en Medicina Interna. Aparece en escena Hernando Gómez Daníes, mi hijo (la tercera generación), cariñosamente llamado por sus compañeros como “erre”. Había terminado sus estudios de medicina en la Universidad Nacional de Colombia y tuvo la oportunidad de hacer parte de sus rotaciones de internado en Miami, en el Jackson Memorial Hospital. Un buen día, erre me llama y me consulta sobre la conveniencia de hacer el curso de reanimación de la “AHA”. No dudé en impulsarlo a ello, y por supuesto, a girar los “dolaretes”. Le advertí, eso sí, que a su regreso, sería el coordinador de los cursos de reanimación que dictábamos a los residentes en el hospital San Carlos, sitio a donde se me había asignado luego del lamentable cierre del hospital San Juan de Dios. Dicho y Hecho. Al finalizar su internado, comenzó un “rural investigativo” en San Carlos y asumió el papel asignado en los cursos. Desde entonces los ha dirigido y los ha dictado en varias regiones del país en asocio con algunos de sus compañeros, incluso, “robándole tiempo” a sus estudios de Anestesiología, los cuales culminó exitosamente hace poco y que incluyeron rotaciones en Pittsburg con el doctor Michel Pinsky y en Barcelona con el doctor Mancebo. Es de anotar que nuestro amigo “erre” revalidó su título de “AHA provider” bajo la dirección del profesor Hernando Matiz quien, obviamente, le aplicó tarifa plena; nada de descuenticos!. Los dos autores “senior” de este libro esperamos que nuestras cabezas grises sean reemplazada por la juventud, la solidez de sus conocimientos y la seriedad de Hernando Gómez Daníes, responsabilidad de la cual estamos seguros que asumirá con mejores resultados que los nuestros. Como quiera que los cursos precisaban de una guía teórica, decidimos hacer el manual orientador. Para ello, realizamos múltiples reuniones, en las que participaron activamente algunos colegas entre los que destaco al doctor Gilberto Fernández y Gabriel Montenegro, en la época miembros de la organización EBM Colombia (Evidence Based Medicine Colombia), creada para ofrecer un espacio educativo cuando termináramos nuestro periplo universitario. EBM Colombia estaba vigente y por ello decidimos hacer el curso de reanimación a partir de esta ONG, dado que ya la Universidad Nacional no hacía parte de nuestra realidad diaria. La decisión de adscribir el curso de reanimación a EBM Colombia tiene algunos antecedentes, para nosotros de importancia. A comienzos de los 90’s tuve la oportunidad de conocer un programa de reanimación hecho en España, con el propósito de liberarse de las restricciones impuestas por los cursos existentes. Se trataba de un enfoque muy similar al Norteamericano, que incluía formación en reanimación cardipulmonar (ACLS en inglés) y de soporte avanzado de la vida en trauma (ATLS en inglés) que podían dictarse al personal de salud sin ninguna restricción. Poco después agregaron la reanimación pediátrica y la atención prehospitalaria. Este enfoque llamó mi atención y luego, siendo Ministro de Salud de Colombia, logré hacer un convenio de cooperación con España que culminó con la estructuración de un ente educativo que, denominado SEMU, es orientado ahora por la Universidad Nacional de Colombia. Como quiera que nuestra labor educativa continuaba ahora al margen de la Universidad, decidimos entonces adscribir el curso a EBM Colombia y lo estructuramos bajo el nombre de Soporte Vital Avanzado (SVA), del cual hemos dictado un poco más de 120 cursos en varias ciudades de Colombia. Para ser justos, cuando digo hemos dictado, el lector deberá entender que “erre” ha dictado. Obviamente, nuestro curso y el libro que ahora presentamos no pretende sustituir los cursos existentes, ni los de AHA ni los de SEMU; solo pretende dar nuestra visión complementaria del tema, por lo que en ocasiones encontrarán una forma más coloquial de abordar los problemas. Estando las cosas en este grado de desarrollo, me encuentro de nuevo con el profesor Matiz. Yo era Vicerrector Académico de la Fundación Universitaria Sanitas y él Decano de la Facultad de Medicina del Bosque. Hablamos de muchos temas, casi todos relacionados con la formación médica y por esta vía llegamos a los cursos SVA y nuestro manualito. El profesor, generoso como siempre, aceptó revisarlo. Durante el proceso de revisión de nuestro manual, se nos planteó la idea de generar un instrumento que tuviera utilidad para los médicos que enfrentaran un proceso de reanimación. Así entonces surgió este libro que es fruto de nuestra experiencia y estudio durante más de 3 décadas y que reúne, como dije al comienzo, 3 generaciones. Debo destacar la labor del Profesor Matiz, quien con sapiencia y experiencia dio a la obra un marco de seriedad importante que complementa con mucha solvencia los aspectos fundamentales de nuestro manual original. Su aporte fue, como siempre, didáctico e ilustrativo, agregándole mucho valor y varios capítulos al libro. El lector podrá identificar a través de la lectura, la mano del maestro. Alonso Gómez Duque MD.

ISBN EB9789589811146
Autor Matiz Camacho Hernando
Año 2007
Edición 1
Editorial Distribuna
Formato Epub

Escribe tu opinión

Prestan child cpr manikin w/monitor

Prestan child cpr manikin w/monitor

Incluye Sistema Clicker audible que le permite al estudiante identificar si la compresión se ha realizado con la profundidad correcta.

Contenido:

• Prólogo

• Soporte vital básico y avanzado con análisis crítico de las decisiones de las nuevas guías 2005

• Soporte vital básico

• Manejo avanzado de la vía aérea

• Anatomía y fisiología cardíacas aplicadas a la electrocardiografía

• Arritmias cardíacas

• Arritmias ventriculares

• Bloqueos auriculoventriculares

• Tratamiento de las arritmias

• Drogas en el manejo del paro cardiopulmonar

• Algoritmos

• Taquicardias con pulso

• Taquicardia de complejo ancho de origen no determinado

• Pronóstico y soporte post-reanimación

• Anexos.

Productos relacionados

Categorías

Producto agregado satisfactoriamente para comparar!